Nuestros materiales

Para poder satisfacer todos los requisitos en higiene, funcionalidad, durabilidad, resistencia, seguridad, estética y diseño, trabajamos principalmente con los siguientes materiales:

Acero inoxidable

El uso de acero inoxidable como material inicial para los equipamientos en espacios sanitarios públicos y semipúblicos constituye, no sin razón un estándar en Franke. Este material noble aúna una elegante estética con funcionalidad y durabilidad. Combina perfectamente y de forma armónica con materiales como el cristal o la cerámica. Gracias a las propiedades del material, el acero inoxidable puede absorber y reflejar la luz y los colores de su entorno. Los productos de acero inoxidable se integran sin problemas en casi cualquier entorno, aportando grandes matices.

Acero inoxidable con revestimiento InoxPlus

El revestimiento InoxPlus de Franke ha conseguido de forma perfecta volver a optimizar más la facilidad de limpieza ya presente en el acero inoxidable. Por ello, las huellas ya son cosa del pasado. Se trata de una tecnología que engrana las nanopartículas con las moléculas de la superficie metálica y las ajusta a las irregularidades microscópicas. El resultado son superficies sin huellas, fáciles de limpiar y con un acabado noble.

Miranit

MIRANIT

Los productos de equipamiento sanitario elaborados con material mineral aglomerado en resina sintética, MIRANIT, se adaptan a la perfección a espacios sanitarios con un diseño moderno y estético al mismo tiempo. Los productos MIRANIT literalmente elaborados de una pieza, sin fugas ni adhesivos, convencen por propiedades como la alta estabilidad o la elegante apariencia. Además, la superficie de capa de gel lisa, libre de poros, higiénica y fácil de limpiar ofrece una resistencia extremadamente sostenible.

Cristal ESG

Cristal ESG

El vidrio termoendurecido es un material que, como el acero inoxidable, destaca por su carácter atemporal y su capacidad de combinarse con otros materiales. El cristal y el acero inoxidable son sinónimos de alta calidad y elegancia atemporal. Ya no es posible imaginarse un diseño moderno sin ambos materiales. Por ello, la combinación de ambos materiales resulta especialmente atractiva.